Semipesado: Ovill McKenzie v Tony Dodson

Combate: Ovill McKenzie v Tony Dodson
Día y hora: 03/02/2012 a las 22:00h aprox
Apuesta: Victoria de Tony Dodson
Cuota: 3,25 (LBapuestas)
Resultado: Victoria de Ovill McKenzie en el tercer asalto.

Este viernes por la noche en el Bowler’s Arena de Manchester (Inglaterra), tiene lugar una velada cuyo combate de fondo corresponde a la disputa del título de la Commonwealth del peso semipesado, siendo sus protagonistas el actual campeón Ovill McKenzie y el aspirante Tony Dodson. Si bien son dos púgiles a los que hay que ponderar en un nivel estándard, por lo menos nos deberíamos de encontrar ante un pleito que debería de ser altamente vibrante a la vista de los estilos que se van a contraponer… con lo que espero que la emoción supla la previsible carencia de talento.

Así que Ovill McKenzie, de 32 años, de origen jamaicano, afincado en Derby, defenderá por vez primera su cinturón que de manera tan trepidante obtuvo en noviembre pasado (de esa pelea con Jeff Evans, nada nuevo de McKenzie se puede sacar), partiendo como el lógico favorito pues es un semipesado natural, con una piedra en la mano derecha, que las toma mucho mejor que su oponente… y teóricamente sus defectos no deberían “tener tiempo” de salir a relucir. Unos problemas que se apreciaron en sus dos peleas ante Tony Bellew; en esos dos combates se apreció a un McKenzie que asumía el desgaste de tirar continuamente manos duras, quedándose descuadrado y terminando pagando (lo de no seleccionar los golpes) al quedarse sin combustible con lo que la permeabilidad de su guardia diestra todavía se veía más afectada. Ciertamente, McKenzie pudo ganar la primera pelea con Bellew (aunque en el momento en el que el árbitro la fastidió, sus opciones parecían escasas) pero en la segunda yo le ví absolutamente vulgar en la totalidad de la segunda mitad de la reyerta, con un alarmante desorden y absolutamente sin fondo físico.
En la otra esquina, Tony Dodson, de 31 años, de Liverpool, llega con el papel de víctima propicia y es que al guerrero de la ciudad de “The Beattles” hay que ponerle en el grupo de los púgiles a los que atribuir una carrera durísma. Con tremendas y sanguinarias guerras a sus espaldas en la división del peso supermedio (valgan de ejemplo la puñalada al cuerpo que le asestó el más tarde campeón mundial Carl Froch o la derrota ante Tony Quigley en el último round de un combate que tenía ganado en las tarjetas), el año pasado Dodson subía a esta categoría semipesada, y lo hacía aceptando el reto de participar en esa loca competición llamada “Prizefighter” en la que no decepcionó: salió con el cuchillo entre los dientes (es lo que hay que hacer en esos combates a tres rounds) y no le fue mal en cuanto al resultado clasificándose para la final (no la pudo disputar debido a los cortes sufridos). Su despedida del supermedio había sido ante “Smigga” Smith en pelea sin continuidad alguna, con abuso del “golpear y agarrarse”, feas entradas con la cabeza por delante…poco que ver con el Dodson básico pero eficaz de los once primeros rounds con Quigley, en los que trató (y a menudo consiguió) imponer su jab.
Pues bien, pocas dudas en lo que pueda plantear Ovill McKenzie, él es un púgil agresivo, con escasa variedad (una buena derecha y poco más), con problemas defensivos que deben de ser “tapados” por ese inicio arrollador que, para sus intereses, deben de llevar a un final categórico en muy pocos rounds… si la noche se alarga, se deben de encender las luces de alarma en la esquina del campeón. Bastantes más dudas en la estrategia de Tony Dodson: a él le hemos visto tanto intentar boxear como ir a fajarse, en este caso, con el oponente que tiene delante, lo segundo seria una especie de suicidio (esto no es el Prizefighter). Por otra parte en ambos tenemos certezas negativas en cuanto a su estado físico: o McKenzie sufre una metamorfosi o se debe diluir si esto se alarga mientras que Dodson ya no era especialmente robusto en el supermerdio con lo que en la división superior su capacidad de encaje debe de ser todavía más limitada (a parte que tiene ese gran problema de ser proclive a quedar cortado).
Así que, con esa cuota me la juego esperando que Tony Dodson haya tomado buena nota del comportamiento de su tocaio Tony Bellew y admitiendo que es una apuesta que se puede venir abajo en muy pocos asaltos, cogiendo la Victoria de Tony Dodson a cuota 3,25 y nivel de confianza 2/10 en LBapuestas.

Artículos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


Suscribase al boletín

Manténgase informado de nuestras
promociones y concursos!

Escriba su dirección de e-mail: